Franquicias destacadas

Suscríbete al boletín

Reciba periódicamente últimas novedades del sector en su e-mail

click aquí

Darse de baja

click aquí

Directorio de franquicias

Fersay, franquicia líder en repuestos para electrodomésticos

Fersay, franquicia líder en repuestos para electrodomésticos, ofrece algunos consejos que sin duda pueden ayudar a quien recientemente se haya encontrado en esta situación.

09/11/2017

Fersay, franquicia líder en repuestos para electrodomésticos

Los electrodomésticos son dispositivos que facilitan mucho las tareas del hogar, y aunque en el día a día uno no sea consciente de cómo de imprescindibles son, cuando alguno deja de funcionar vuelve a resurgir el eterno debate. ¿Es rentable comprar un repuesto para el electrodoméstico y repararlo uno mismo, o perderemos menos tiempo yendo a comprar directamente un sustituto?

 

Si la garantía continúa vigente, no hay debate 

La respuesta a esta cuestión parte de un factor clave en este tipo de situaciones: la garantía del fabricante o de la tienda en la que se haya adquirido. Si continúa vigente, la mejor decisión es llevarlo para que lo reparen ellos mismos directamente. Es en el caso contrario cuando uno se plantea si repararlo por su propia cuenta comprando el repuesto para el electrodoméstico, o sería mejor idea comprar uno nuevo.

 

Si no, hay diversos factores a considerar

Si el electrodoméstico que ha dejado de funcionar no dispone ya de garantía, es el momento de valorar distintos factores para saber si merece la pena comprar el repuesto correspondiente para el electrodoméstico, o por el contrario lo mejor es adquirir directamente uno nuevo.

En primer lugar, la gravedad de la reparación. No es lo mismo que se rompa el cierre de la puerta de la lavadora que cuando el motor de la nevera deja de funcionar.

Hasta el amo de casa más reacio al bricolaje sería capaz de sustituir el cierre de la puerta de la lavadora, pero si el motor de la nevera se ha roto y el propietario de la casa no dispone de conocimientos en reparación de electrodomésticos ni conoce a ningún familiar o amigo que pueda echarle una mano, lo más probable es que no le quede otra que llevarlo a reparar a una tienda especializada.

En segundo lugar, la antigüedad del electrodoméstico. Si hablamos de un microondas con dos meses de antigüedad y la reparación no es costosa, es sin duda rentable comprar directamente el repuesto para el microondas y repararlo uno mismo. Por otro lado, si el horno ha dejado de funcionar después de 20 años y la reparación es costosa, la mejor decisión en este caso sería comprar un horno nuevo (no sólo porque no dará problemas hasta dentro de muchos años, sino porque los electrodomésticos nuevos en comparación a los antiguos ofrecen muchas más funcionalidades).

Como puede imaginarse, si la garantía ya no está vigente es imprescindible valorar estos factores antes de tomar una decisión sobre si comprar repuestos para electrodomésticos. En unos casos merecerá la pena reparar, y en otros sustituir, aconsejan en Fersay. 



Tel.: +34 886 117 898 - Móvil: +34 693 737 287 - Mail: info@franquiciasenred.com